Para qué lo vamos a negar, nos encantan las historias de amor imposible, las buscamos en los dramones de película, en las revistas del corazón y, ahora también, en la publicidad. El amor es un sentimiento que todos conocemos y, cuando nos vemos reflejados en las historias que nos presentan, nos conmueven y también nos convencen.

Llevamos una temporada viendo cómo los publicistas intentan exprimir todo el jugo de las medias naranjas para llegar a los espectadores con anuncios virales. Todos sucumbimos al primer beso entre dos desconocidos que se nos vendía como real y que acabamos comprando. Defraudados, al final supimos que una marca de ropa femenina se escondía tras el experimento.

 

 

Después, hace solo unas semanas, El Hormiguero de Antena3 puso a prueba un cuestionario con 36 preguntas que ha recuperado The New York Times y que en teoría ayuda a crear intimidad entre dos personas que se acaban de conocer. La selección de los participantes no fue al azar y se buscaron compatibilidades para formar las parejas, explica Verne. Pero aún así, es fascinante ver cómo cada pregunta va juntando a los participantes en el centro del sofá y cómo seis de las siete parejas convocadas acaban besándose. Es verdad, en este caso no hay trampa, pero sí que les pusieron las cosas muy fáciles.

 

 

Y por último, el vídeo que recorre la red en estos momentos es creación de ad Council, que utiliza una pantalla gigante de rayos X para demostrarnos que el amor no tiene etiquetas. En el vídeo, los espectadores sólo ven esqueletos queriéndose hasta que se descubren los protagonistas: parejas de distinta edad, raza o del mismo sexo o familias poco tradicionales. Todos tienen algo en común: ven más allá de un color, una ideología o una edad. Bajo la piel todos somos iguales.

 

 

Tras estos tres ejemplos podemos afirmar que las agencias de publicidad nos tienen cogida la medida. En tiempos en los que lo tenemos todo visto y estamos ya anestesiados, siempre siempre son un acierto los vídeos de mascotas haciendo yoga con sus dueños, bebés que se emocionan al vivir su primera lluvia y, por supuesto, historias de amor surgidas de la nada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: