ERWIN OLAFF, LA IMAGEN GROTESCA.

El imaginario visual del fotógrafo holandés Erwin Olaff viene desarrollándose desde hace más de veinte años, tras su irrupción en el panorama internacional con la premiada serie Chessmen (1988). Olaff ha ido incrementando paulatinamente los recursos técnicos hasta llegar a la perfección visual del retoque digital, del mismo modo que se produjo en su obra la transición del blanco y negro a una intensa y vívida gama cromática. Tanto en Chessmen como en Blacks y en toda su obra anterior, perteneciente a los años ochenta, el contraste de luz obtenido con la utilización del blanco y negro ahondaba en la perfección de la crueldad sobre unos modelos extremistas surgidos del lado más inquietante del subconsciente.

Es precisamente este aspecto, que comprende la perversidad  y la crudeza en estado puro, la característica estética más predominante en la fotografía de Olaff. Son constantes los estereotipos frustrados, instantáneas de posados cercanos a la fotografía de moda que el artista utiliza para mostrar algún aspecto que incomode al espectador. Desde los niños y adolescentes con síndrome de down retratados en la serie Mind of their own (1995) hasta las ancianas emuladoras de las pin-ups de los años cuarenta en Mature (1998) o los salvajes y orgiásticos clowns de Paradise the Club (2001/2002), Olaff ha ido aumentando la galería de seres tan humanos como perversos, tan bellos como irreverentes, en su empeño por mostrar el aspecto más natural del arquetipo prefabricado. Así, el extenuante detallismo, la perfecta utilización del color, el retoque digital y el barroquismo estético han abierto el campo de miras de unas series en constante evolución, aparentemente inconexas y perfectamente extrapolables a auténticos iconos visuales.

Nada ni nadie escapa a la crítica ni a la mirada de un autor que alerta sobre la frivolidad de la sociedad sin pretender ser moralizante. Este aspecto es más llamativo en las series dedicadas a la fascinación de Olaff por los iconos sociales y culturales del siglo XX. Fashion Victims (2000) recoge imágenes de desnudos deshumanizando al individuo a través de las grandes marcas de moda: Calvin Klein, Hugo Boss, Armani, Chanel, etc., en aras de una sociedad de consumo desvirtualizada. La afamada Royal Blood (2000) retrata a personajes tan dispares como Lady Di, Beethoven, María Antonieta o Jacqueline Onassis tras su muerte, jugando con la claridad y la pureza inmaculada de un predominante blanco frente a las manchas de sangre y las miradas frías, carentes de vitalidad, de los modelos.

La desnaturalización y la falta de expresividad en pos de la perfección estética ha llevado a Olaff a jugar con escenas de época, reminiscencias de tiempos pasados que van desde la España retratada por Zurbarán (Laboral escena, Gijón, Spain) al esclavismo del sur de Estados Unidos (Dusk) o el homenaje al realismo social norteamericano preconizado por Ben Shahn y llevado a su máxima expresión por Edward Hopper (Hope), y de nuevo provocando la despersonalización provocada por la moda en series como New York Times Couture, donde las modelos se funden con la decoración.

Este juego perverso con la moda y el consumo ha llevado al artista a seguir creando para grandes campañas publicitarias y experimentar con la imagen en movimiento, haciéndose con un importante reconocimiento en forma de premios, exposiciones y retrospectivas.

El crudo realismo de su fotografía se expresa incluso en su última serie, Self-Portrait. 50 years old (2009), donde el propio Olaff se muestra en tres estados (lo que soy, lo que me gustaría ser, lo que seré), paradoja de toda su obra al perfeccionar el juego de imágenes desde la falsa apariencia marcada por la sociedad de consumo, la realidad detallada y el inevitable final catastrófico y la degradación, dentro de un universo de locura, fabricado a partes iguales con la perversidad del subconsciente y el anhelo falsificado que se esconde en el lado más superficial de la cultura contemporánea.

 

Fernando Roncero Moreno

http://www.erwinolaf.com/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: